Híbridos y Eléctricos

LA INFRAESTRUCTURA DE RECARGA CRECE

Pamplona estudia la ubicación de 40 nuevos puntos de recarga para coches eléctricos

El Ayuntamiento de Pamplona está estudiando la ubicación ideal para los 40 puntos de carga para coches eléctricos que se instalarán en 2019.

Pamplona estudia la ubicación de 40 nuevos puntos de recarga para coches eléctricos.
Pamplona estudia la ubicación de 40 nuevos puntos de recarga para coches eléctricos.

El Ayuntamiento de Pamplona instalará 40 nuevos puntos de carga para vehículos eléctricos, 35 de ellos semirrápidos (22 kW) y los 5 restantes rápidos (50 kW), que se instalarán en la capital navarra junto a una “fotolinera”. El consistorio está analizando cuál es la mejor ubicación para las estaciones de recarga, de las que todavía no se ha determinado el fabricante, con el objetivo de reducir la contaminación ambiental en al menos un 20% para el año 2020 y promover la adopción de la movilidad eléctrica entre la ciudadanía.

Esta medida forma parte de las iniciativas que se están llevando a cabo en el marco del proyecto europeo Stardust, mediante el cual la ciudad invertirá 5,5 millones de euros con el fin de mejorar la eficiencia energética y la calidad de vida de los ciudadanos. El proyecto tiene una duración programada a 5 años y cuenta con 29 socios –empresas públicas, privadas, centros tecnológicos y universidades– de nueve países europeos. Se espera que la instalación de puntos de recarga en la ciudad también tenga una repercusión positiva en la economía local gracias a la aparición de nuevos modelos de negocio relacionados con la movilidad eléctrica y el vehículo de cero emisiones.

Beeplanet Factory, la startup navarra dirigida por el ex presidente de AEDIVE Jon Asín, se encargará de analizar las posibles ubicaciones para la estación “fotolinera” y los 40 nuevos puntos de recarga de los que disfrutará Pamplona. La empresa aplicará criterios de distribución proporcional para que la infraestructura de recarga llegue a todos los barrios teniendo en cuenta la densidad de población y la cercanía de zonas de servicios o de tránsito habitual de pasajeros. El objetivo de Beeplanet es conseguir optimizar el presupuesto asignado de forma que satisfaga en la mayor medida posible las necesidades de tres colectivos en concreto: los residentes en Pamplona sin garaje propio, los taxistas con vehículos eléctricos y los visitantes que llegan a la ciudad por motivos de trabajo u ocio. El proyecto se inició en junio y se prolongará hasta septiembre, cuando se brindará un informe definitivo con la intención de incluirlo en los presupuestos del Ayuntamiento para el año 2019.

José Costero, responsable de la Oficina Estratégica del Ayuntamiento, explicó a Noticias de Navarra que “el objetivo es contar a corto plazo con una red municipal de recarga capaz de dar servicio a los ciudadanos ante el previsible aumento del número de coches eléctricos”. En la actualidad, el Pamplona cuenta con medio centenar de vehículos eléctricos según los últimos datos oficiales. La cifra aumenta hasta los 200 coches en la totalidad de la comunidad foral de Navarra.

Conversaciones: