Híbridos y Eléctricos

SE REALIZARÁ EN LAS PLANTAS DE MAUBEUGE Y SANDOUVILLE

Renault se lleva a Francia la producción de modelos eléctricos de Nissan y Mitsubishi

El grupo francés continúa reforzando su apuesta por el mercado doméstico. La triple alianza con las firmas japonesas creará sinergias por valor de 10.000 millones de euros en los próximos años.  

La planta de Renault en Maubeuge (Francia) una de las más eficientes del país.
La planta de Renault en Maubeuge (Francia) una de las más eficientes del país.

Renault ha dado un nuevo paso para afianzar su posición en el mercado. El fabricante francés ha llegado a un acuerdo con las firmas japonesas Nissan y Mitsubishi para producir en Francia sus nuevos modelos de furgonetas eléctricas, entre los que se encuentra la nueva NV250. Lo hará en las plantas de Maubeuge y Sandouville, al norte del país, dos de los centros de producción más importantes del grupo. Este movimiento está inserto dentro del plan Alliance 2022, que marca la estrategia de Renault en los próximos años y pretende generar unas sinergias de 10.000 millones de euros.

“Maubeuge y Sandouville ofrecen soluciones atractivas gracias a su competitividad”, explicó Carlos Goshn, CEO de Renault. La primera se ha convertido en una de las plantas más eficientes de Francia en sus 50 años de historia: más del 60% de su producción se exporta a 33 países distintos. Está principalmente centrada en la fabricación de los modelos Kangoo y de su versión eléctrica, la ZE, la furgoneta comercial con mayor autonomía del mercado (260 kilómetros). Solo en 2017 se vendieron más de 130.000 unidades.

Operarios de Renault trabajan en la fabricación de un modelo Kangoo.

Operarios de Renault trabajan en la fabricación de un modelo Kangoo.

Ahí es donde Nissan ha puesto sus miras. El nuevo modelo NV250 está basado en la plataforma del Kangoo, por lo que la alianza beneficia especialmente a la firma japonesa ya que se servirá de la planta francesa más especializada en la fabricación de este modelo. Además, Renault pretende invertir 450 millones de euros en los próximos cinco años para modernizar Maubeuge, uno de sus buques insignias de la industria 4.0, así como crear en 2019 otros 200 puestos de empleo que se sumen a los 2.200 que hay actualmente.  

En cuanto a Sandouville, es un centro especialmente dedicado a la exportación –a la que dedica el 70% de su actividad- y a la producción del modelo Trafic y de versiones similares para Fiat y Nissan. Solo el año pasado se vendieron más de 104.000 unidades. De este centro se servirá especialmente Mitsubishi, que planea el lanzamiento de un vehículo con una plataforma parecida al del Trafic y que se fabricará en Sandouville para comercializarse en los mercados de Australia y Nueva Zelanda.  

Apuesta por el mercado doméstico

Entre Renault, Nissan y Mitsubishi se vendieron más de 10,6 millones de vehículos solo en 2017. Con la alianza con las firmas japonesas, el conglomerado francés da otro paso más no solo en su internacionalización sino en la apuesta de Renault por su mercado doméstico. Y es que el Estado francés cuenta con más de un 30% de participación del grupo, constituyéndose como su accionista mayoritario.

En un acto que contó con la presencia del presidente Emmanuel Macron, Goshn recordó que Renault terminaría invirtiendo este año 1.400 millones de euros solo en Francia para intensificar la producción de híbridos y eléctricos, los dos “pilares” sobre los que se se sustentará el crecimiento en los próximos años.

Conversaciones: