Híbridos y Eléctricos

MOVILIDAD URBANA

Stellantis compra Share Now, la empresa de carsharing de BMW y Mercedes

Una de las mayores empresas de coches compartidos acaba de pasar a formar parte de Stellantis. Se trata de Share Now, de la que el conglomerado francés ya es la dueña.

FOTO-Portada
FOTO-Portada

El negocio del carsharing ha atraído a numerosos participantes a la escena urbana internacional. Share Now es una de las grandes empresas que ponen sus coches a disposición de cientos de miles de clientes en todo el mundo. El Grupo Stellantis acaba de comprar la empresa fundada por BMW y Mercedes en 2019 con la intención de fomentar una movilidad más sostenible y rentable. Un servicio que se sumará a la actual empresa de carsharing propiedad del conglomerado francés; Free2Move.

Años atrás, Mercedes se sacó de la manga un negocio que nunca se había explotado en grandes dimensiones. Con una nutrida flota de Smart Fortwo, Car2Go apareció en la escena internacional con una fuerza arrolladora. Tras un éxito inmediato, otros fabricantes vieron en el negocio del alquiler por minutos una importante fuente de ganancias y reconocimiento de marca. Una forma de poner tus coches al servicio de cientos de miles de conductores y encima cobrando por ello.

La movilidad urbana se ha convertido en uno de los grandes quebraderos de cabeza de los consistorios locales y gobiernos nacionales. Reducir el impacto ambiental en el centro de las grandes ciudades es esencial para alcanzar los objetivos marcados de emisiones y contaminación. El coche de alquiler, el ya famoso carsharing, se ha convertido en un aliado en dicha estrategia, recientemente reforzada por formatos secundarios como el motosharing o los cada vez más habituales patinetes eléctricos donde numerosas compañías pelean por llevarse un trozo del pastel.

FOTO-Cuerpo
FOTO-Cuerpo

El Grupo Stellantis, bajo la empresa propia Free2Move acaba de hacerse con los servicios de Share Now, empresa conjunta formada por BMW y Mercedes desde el año 2019. Las cifras del acuerdo no han trascendido en el comunicado, pero sí el hecho de que tras la operación, Free2Move se convierte en uno de los mayores proveedores de movilidad urbana del mundo, añadiendo ahora 14 nuevas grandes ciudades europeas, 10.000 vehículos, de los cuales 3.000 son eléctricos.

A la firma del contrato sólo queda pendiente cumplir con las normativas antimonopolio, pero la CEO de Free2Move, Brigitte Courtehoux, se muestra encantada con la operación: "La integración de la sólida posición de Share Now en las principales ciudades europeas permitirá a nuestros clientes obtener un mayor acceso a una gama más amplia de servicios para satisfacer sus variadas necesidades de movilidad. Igualmente importante, esta adquisición también acelerará nuestro crecimiento rentable. Ahora estamos un paso más cerca de alcanzar nuestro objetivo de ampliar la presencia mundial de Free2move hasta los 15 millones de usuarios activos en 2030”.

Es de esperar que con el paso del tiempo, los modelos de BMW y Mercedes que actualmente forman parte de la flota de la empresa de carsharing vayan desapareciendo y siendo sustituidos por modelos electrificados de Stellantis. El objetivo, además de alcanzar una reducción en las emisiones urbanas, es la de conseguir unos ingresos netos de 2.800 millones de euros en los próximos años. Se ha estimado que para 2025 la empresa se convierta en una fuente de ingresos de 700 millones de euros.

Conversaciones: