Híbridos y Eléctricos

REEMPLAZO DEL EQC

El Mercedes EQE SUV llega oficialmente con hasta 590 kilómetros de autonomía

Arranca el Salón de París y con él el lanzamiento de modelos que llevábamos mucho tiempo esperando. El Mercedes EQE SUV hace acto de presencia con una imagen poco sorprendente, pero con una gran rendimiento.

Mercedes-EQE-SUV-Delantera
El EQE SUV se suma a una larga lista de modelos 100% eléctricos de Mercedes

Mercedes se ha propuesto liderar el mercado internacional de coches eléctricos y su gama cada vez es mayor. Mientras que otros fabricantes se encuentran en el lanzamiento de su primera unidad eléctrica, los alemanes presentan el séptimo modelo de la gama, el Mercedes EQE SUV que acaba de anunciarse oficialmente en la apertura del Salón de Paris 2022. Aunque a lo largo de estos meses Mercedes nos ha ido desvelando pequeños secretos, ya sabemos todo sobre él.

Estéticamente la verdad es que no hay ninguna revolución con respecto a lo esperado. La gama EQE empieza a tener una imagen muy reconocible en todos lados. A medio camino entre un Mercedes EQE y un Mercedes EQS SUV, el SUV medio cierra la etapa del Mercedes EQC, el que fue el primer modelo 100% eléctrico de la casa. Sus medidas alcanzan los 4,86 metros de largo, 1,94 metros de ancho y 1,69 metros de alto con una distancia entre ejes de 3,03 metros. Un generoso espacio interior para cinco pasajeros deja un maletero con un mínimo de 580 litros de capacidad, 520 para las versiones de tracción trasera.

Mercedes-EQE-SUV-Interior
Mercedes sigue apostando por el impresionante sistema Hyperscreen de tres pantallas

Semejante tamaño nos deja rivales muy conocidos como el BMW iX, el Volvo EX90 o el más reciente Polestar 3. La batalla por el segmento D-SUV premium eléctrico se intensifica, aunque hay que reconocer que Mercedes ofrece un punto de vista único con su presentación interior. El EQE SUV, al igual los nuevo EQ de gran tamaño, presenta el sistema hyperscreen que hace de todo el frontal del salpicadero un enorme panel digital. Dividido en tres pantallas, la más grande la central con 17,7 pulgadas, todo el coche se gestiona a través de ellas, mediante el sistema MBUX de última generación de la casa que también permite un control mediante comandos de voz.

Aunque el sistema Hyperscreen no llega de serie, el Mercedes EQE SUV puede completarse con un destacado despliegue de elementos donde destacan los faros matriciales de LED, el climatizador de cuatro zonas, un avanzado sistema de purificación del aire con filtros HEPA, asientos eléctricos y con función masaje, conectividad inalámbrica para dispositivos móviles, bomba de calor de serie, tapicería de cuero, y el más completo equipo ADAS con asistentes a la conducción autónoma de nivel 2 con actualizaciones remotas OTA que permitirán expandir las capacidades al igual que ya ocurre con sus otros hermanos de marca.

En cuanto al apartado mecánico, Mercedes ha presentado la gama al completo del EQE SUV. La oferta estará compuesta por cinco versiones diferentes, dos de ellas firmadas por la división AMG. Toda la gama comparte la misma batería de 90,6 kWh de capacidad útil, que se combina con uno o dos motores para ofrecer una completa gama de autonomías o potencias. El porfolio arranca con el EQE SUV 350+ de 292 caballos de potencia y autonomía homologada de hasta 590 kilómetros en ciclo WLTP. Tras él se sitúa el EQE SUV 350 4MATIC de motor dual, 292 caballos y 558 kilómetros de autonomía. El Mercedes EQE SUV 500 4MATIC se sitúa como el más potente de la gama convencional; dos motores suman 408 caballos de potencia y una autonomía de 547 kilómetros.

Mercedes-EQE-SUV-Trasera
Toda la gama presenta la misma batería y las mismas opciones de carga, aunque de serie ofrece 11 kW en CA

Por encima de estas unidades sólo encontramos los modelos AMG centrados en las prestaciones. En un primer escalón tenemos al EQE SUV-AMG 43 4MATIC con 476 caballos de potencia y 488 kilómetros de autonomía. El más potente y descarado de todos es el EQE SUV-AMG 53 4MATIC. Sus dos motores generan hasta 687 caballos de potencia y 1.000 Nm de par motor con una autonomía homologada de hasta 470 kilómetros. Para la carga Mercedes opta por sistemas de alta potencia: hasta 170 kW en corriente continua y hasta 22 kW en corriente alterna. Eso supone que es capaz de cargar a un ritmo de 220 kilómetros de autonomía en apenas 15 minutos (en condiciones ideales).

Aunque el lanzamiento oficial acaba de producirse, el Mercedes EQE SUV no llegará a los concesionarios hasta el segundo trimestre del año que viene. Por el momento no se han comentado precios de venta, aunque caben esperar cifras próximas a los 90.000 euros como punto de partida. Un término medio entre el EQE berlina y el EQS SUV. Al igual que otros modelos eléctricos, Mercedes llevará a cabo la producción en la planta americana de Tuscaloosa, desde donde será exportado a todos los mercados internacionales.

Conversaciones: