Híbridos y Eléctricos

SEGÚN NATIONAL GRID

Las estaciones de carga para camiones eléctricos necesitarán tanta potencia como un pueblo pequeño

Un reciente estudio publicado por National Grid ha puesto el énfasis los problemas que puede acusar el sector de los camiones eléctricos en los próximos años, debido principalmente a la necesidad de recarga de alta potencia.

tesla semi
Una estación de recarga de gran volumen en el año 2035 precisará tanta energía como un pueblo pequeño

A pesar de que los coches eléctricos comienzan a ser una alternativa extendida, otros sectores de la movilidad sin emisiones generan dudas, tal es el caso de los camiones eléctricos. Estos grandes vehículos aumentarán su presencia en los próximos años, y según un informe publicado por parte de National Grid, cargarlos podría llegar a ser un problema

El próximo día 1 de diciembre, Tesla comenzará con las entregas del Tesla Semi, su camión eléctrico de gran tonelaje. En la variante de mayor capacidad energética, el modelo obtendrá alrededor de 1 MWh de almacenamiento. Para el año 2024, la compañía norteamericana espera producir 50.000 unidades anuales y expandir su comercialización a nuevos territorios, como Europa. Adicionalmente, otras empresas también están demostrando importantes avances en este sector, como Volvo Trucks o Daimler Trucks

Comprar un camión eléctrico en el año 2030 no será algo extraordinario, puesto que el mercado propondrá alternativas óptimas para ello. Sin embargo, ¿habrá capacidad energética suficiente para la recarga de todos? El estudio anteriormente mencionado hace público que la infraestructura de carga “podría ser inadecuada” para los próximos 10 años si no se realizan grandes inversiones ahora. Más concretamente, el informe estima que una estación de carga para camiones en el año 2035 podría precisar casi tanta electricidad como una ciudad pequeña

No obstante, desde el estudio son más concretos y hablan de la potencia con la que se necesitará recargar estos vehículos y no tanto de la cantidad energética como tal. Desde Bloomberg hacen una analogía en la que asimilan el poder llenar una piscina olímpica con una sola manguera; el problema no será el poder hacerlo, sino más bien el tiempo que demorará el llevarlo a cabo. Este sería un caso similar.

En el informe se especifica que una red de recarga de vehículos capaz de soportar más de 5 MW puede tardar hasta ocho años en planificarse y construirse, amén de los varios millones de euros que costaría a nivel puramente económico. Por ello, según el estudio, la práctica totalidad de regiones del mundo ya van tarde si quieren contar con una red de camiones eléctricos plenamente funcionales para 2030. 

National-Grid
National Grid representa en este gráfico las necesidades para los próximos años

La imagen compartida por el estudio es muy ilustrativa. Entre las mediciones de necesidad de energía se puede ver con claridad cómo una estación de recarga para camiones eléctricos en 2035 precisará de una capacidad de hasta 20 MW, mientras que para 2045 podría superar los 30 MW. 

“Necesitamos comenzar a hacer estas inversiones ahora. No podemos esperar porque el mercado va a superar a la infraestructura”, aseguró Bart Franey, vicepresidente de desarrollo de energía limpia de National Grid, en una entrevista a Bloomberg. En el mismo informe se ha registrado un comentario de Rakesh Aneja, jefe de camiones eléctricos de Daimler Norteamérica, en el que afirma que algunos operadores de flotas ya están experimentando problemas a este respecto.

“La principal preocupación de las flotas que desean electrificar todos sus vehículos es la infraestructura requerida”, dijo Brian Wilkie, director de electrificación del transporte en National Grid, a Bloomberg. “Saben que no pueden vender camiones que no puedan ser recargados. En el momento en el que puedan resolver esto, podrán escalar el mercado eléctrico mucho más rápido”.

Conversaciones: