Esta curiosa idea de Ford acaba con la ansiedad de autonomía en algunos coches eléctricos

Mientras que todos se afanan en ampliar la capacidad de las baterías, Ford patenta un sistema tan curioso como novedoso para eliminar la ansiedad de autonomía que provocan los coches eléctricos.

La patente registrada por los americanos plantea diferentes dudas como el peso y la aerodinámica.
La patente registrada por los americanos plantea diferentes dudas como el peso y la aerodinámica.
13/06/2023 07:25
Actualizado a 13/06/2023 07:25

Los cohes eléctricos han creado en los conductores una nueva patología conocida como ansiedad de autonomía, que es uno de los causantes que están retrasando la expansión del coche eléctrico. Hoy en día, es posible viajar más de 1.000 kilómetros con un coche térmico sin tener que parar a repostar y muchos conductores esperan que las baterías extiendan su rango antes de saltar a la movilidad eléctrica. Las soluciones para paliar este problema son muy diferentes, pero ninguna otra como la que acaba de patentar Ford en Estados Unidos. Un extensor de rango que resulta, cuanto menos, curioso por su presentación.

En el pasado, hemos visto muchas soluciones diferentes para extender la autonomía de los coches eléctricos. La más habitual es aumentar la capacidad de la batería hasta límites insospechados. El caso más extraordinario y exagerado es el de la nueva RAM 1500 REV. La pick-up americana anuncia una autonomía de 804 kilómetros con una inmensa batería de 229 kWh de capacidad y más de 1.400 kilogramos de peso. Puede que este sea el caso más extremo de todos, pero cada día asistimos a lanzamientos de vehículos eléctricos con pilas por encima de los 100 kWh de capacidad.

Los ingenieros han planteado otras alternativas como remolques con baterías, aunque los datos demuestran que arrastrar un apéndice hace mucho daño a la autonomía. En Ford están convencidos de que la solución ha de ser otra y ha de pasar por un aumento de la eficiencia, acompañada de otras soluciones imaginativas. Pensando así, los trabajadores de Ford acaban de registrar una solución que no se había visto hasta ahora. Se trata de una batería auxiliar instalada en el techo del propio coche. En realidad, la patente fue registrada por la división mexicana de la compañía en diciembre de 2021, pero no ha sido hasta ahora cuando ha visto la luz. La oficina de patentes, USPTO, se ha tomado su tiempo para evaluar la petición.

Ford Patente Batería Techo 1
A pesar del formato aerodinámico, la batería de techo patentada por Ford deja muchas cuestiones en el aire.

La presentación es bastante básica. Se trata de una batería auxiliar instalada en la baca del coche con una manguera que se conecta directamente a la toma de carga. Como tal, no puede ser considerado como un extensor de autonomía, ya que, para que funcione, es necesario que el coche esté parado, pero sí que puede ser una excelente solución para poder viajar por esas zonas donde los puntos de carga se cuentan con los dedos de una mano. Ford ha pensado en esta solución para los amantes del 4x4 que se alejan de la civilización en su afán por conquistar terrenos inexplorados.

Sin embargo, por razones evidentes, la patente genera más dudas que respuestas. Si bien la idea no es mala, hay diversas cuestiones lógicas que deben resolverse. La primera y más fundamental atañe al peso. Las baterías no son ligeras. Una pila de unos 50 kWh de capacidad puede llegar a pesar varios centenares de kilos en función de la química. Los datos oficiales desvelan que los techos de los coches tienen una capacidad de carga limitada, aproximadamente unos 100 kilogramos. Por lo que resulta muy difícil pensar que una batería pueda ser instalada en el techo sin que este se hunda.

Dejando a un lado el cómo una persona puede cargar una batería de esas proporciones por sí sola, el otro gran problema que presenta la solución de Ford se centra en la autonomía. Numerosos estudios han demostrado que la instalación de bacas en el techo de los coches rompe la aerodinámica, aumenta el consumo y, en el caso de un eléctrico, reduce la autonomía. Es decir, estamos instalando un componente con el que podemos viajar más lejos. pero que, a su vez, no está haciendo recorrer menos kilómetros. Está claro que los americanos tienen que depurar un poco la idea, a no ser que se guarden un as bajo la manga.

Sobre la firma
foto Javier Gomara
Javier Gómara

Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

Temas