Híbridos y Eléctricos

La tecnología fotovoltaica de Panasonic, clave para Tesla y Toyota

La tecnología fotovoltaica de Panasonic, clave para Tesla y Toyota
La tecnología fotovoltaica de Panasonic, clave para Tesla y Toyota

El mundo de la automoción se enfrenta a un cambio de modelo en las próximas
décadas. Los combustibles fósiles van a ir siendo sustituidos por otras formas de propulsión a partir de la energía eléctrica obtenida a través de fuentes renovables o el uso de hidrógeno como combustible.

En el primero de los casos, la industria está dando pasos de gigante, con una presencia cada vez mayor, aunque todavía insuficiente, de vehículos eléctricos en el parque automovilístico. Todas las grandes compañías del sector están apostando
por el diseño y el desarrollo de vehículos electrificados en distintos grados, y a la cabeza se sitúan la estadounidense Tesla (con vehículos 100% eléctricos a baterías) y la japonesa Toyota (líder mundial en venta de coches híbridos).

Ambas compañías trabajan de manera independiente con la también japonesa Panasonic, una firma líder en el diseño de celdas de baterías, así como de tecnologías fotovoltaicas que también se aplican en el sector de la automoción. 

Tesla y Toyota, a la vanguardia en la producción de coches electrificados

La vinculación de Panasonic con Toyota se remonta a hace ya más de tres años,
cuando la compañía automovilística lanzó (en Japón) en 2017 el Toyota Prius Plug-in Hybrid con techo de paneles solares Panasonic. Un coche que apostaba por una tecnología añadida en esta nueva era de la propulsión electrificada, cuyo techo de paneles solares permitía recargar ligeramente la batería en días soleados y alimentar los sistemas auxiliares del coche como el sistema multimedia o la iluminación LED.

El techo solar del Toyota Prius Plug-in Hybrid, fabricado a partir de células fotovoltaicas de Panasonic, permitía conseguir hasta seis kilómetros de autonomía extra al día, una cifra discreta pero que siempre es bienvenida. 

El aumento de la autonomía en los vehículos eléctricos es todavía uno de los grandes caballos de batalla en esta nueva era de la industria automovilística, especialmente desde que también entra en juego el hidrógeno como combustible, que permite tener autonomías mayores y menores tiempos de repostaje (aunque también presenta inconvenientes como la escasa infraestructura o el elevado precio de la tecnología).

Toyota no es el único fabricante de coches que está colaborando con Panasonic. También lo hace Tesla, una de las compañías que más está trabajando para ofrecer a
sus clientes vehículos 100% eléctricos con una buena autonomía y una extensa red propia de recarga rápida (los llamados Supercargadores Tesla). 

Tras unos meses de desentendimiento por parte de las dos empresas, Tesla y Panasonic han prolongado su vinculación recientemente para seguir trabajando conjuntamente, tanto en la producción de celdas para baterías de coches eléctricos como en la fabricación de células fotovoltaicas para los paneles solares que Tesla fabrica en su fábrica de Buffalo (Nueva York, Estados Unidos). No obstante, Tesla no emplea estos paneles en sus coches sino en aplicaciones estacionarias como el Tesla Solar Roof (‘Tejado Solar Tesla’) y en las placas fotovoltaicas que complementan las baterías Tesla Powerwall y Powerpack.

Paneles HJT de Panasonic, la tecnología de heterounión

El Toyota Prius Plug-in Hybrid con techo solar y componentes de Panasonic es un modo de enfocar la tecnología de células fotovoltaicas desde el ámbito doméstico o industrial hacia el sector de la automoción. Los módulos fotovoltaicos Panasonic utilizan la tecnología HJT, única en el mundo por su degradación prácticamente nula con el tiempo.

Las células fotovoltaicas convencionales sufren pérdidas en la generación de energía
debido a defectos en su propia estructura interna. Panasonic ha sabido ponerle freno a
eso a través de la tecnología HJT, que incorpora una base de silicio monocristalino a la
que va añadiendo otras capas adicionales de silicio amorfo en ambas caras de la
célula. A este proceso se le denomina heterounión y la finalidad es reducir las zonas
defectuosas e incrementar el uso de los paneles.

Panasonic indica que sus paneles HJT consiguen una tasa de eficiencia superior al 90%
tras 25 años desde su instalación, lo que supera en gran medida las expectativas
habituales del sector y es lo que ha hecho que grandes compañías automovilísticas
como Toyota o Tesla pongan su foco en el fabricante nipón.
Su implantación es especialmente útil, lógicamente, en regiones con climas cálidos y muchas horas de sol al año, pues la diferencia de rentabilidad y rendimiento es muy apreciable entre un panel HJT y uno estándar de los que se encuentran ampliamente en el mercado.
 

Conversaciones: